CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

lunes, abril 27, 2009


Con el fin de presentarle un informe al Instituto Nacional de Tierras y al Gobierno nacional sobre la importancia que representa para el país la industria hípica, directivos de la Asociación de Propietarios de Caballos La Rinconada y de criadores de ejemplares purasangre de carrera, se reunieron ayer.


Los dueños de los criaderos presentarán INTI las credenciales que los acredita como propietarios de las tierras ocupadas para la cría y reproducción de caballos de carrera, principal actividad para mantener el espectáculo hípico en el país. Como es sabido, el pasado lunes el Instituto Nacional de Tierras intervino 49 haciendas en los estados Aragua y Carabobo, zona en la que se encuentran ubicados los haras Oropal, San Isidro, Tamanaco, La Primavera, Gran Derby, La Quebrada y La Vereda, establecimientos que producen más del 60 por ciento de los ejemplares que crían anualmente en el país.


Para el entrenador Luis Francisco Martín, de aprobarse la medida de expropiación de los haras más importante del país, sería la puntilla que le pondría punto final al espectáculo de las carreras de caballos en Venezuela, ya que no habría la producción necesaria para montar el evento hípico en los hipódromos nacionales. Los haras producen más de 1.200 purasangres al año El profesional del entrenamiento de caballos manifestó que las tierras donde funcionan los criaderos de ejemplares purasangre carrera no sirven para el cultivo de hortaliza y otros productos, por lo que sería un error expropiar a los dueños de los haras para dar a los terrenos otra utilidad que no sea la de la crianza de equinos. "Es preocupante la cantidad de personas humildes que se quedarían sin empleo, de llegarse a confirmar la expropiación de los haras en Venezuela. Hay que recordar que son miles de familias que durante muchos años hemos vivido de la industria hípica", dijo Martín.